Un padre tiene que pagar 9.000 euros porque su hijo rayó diez coches en un concesionario

¿Te imaginas ir ilusionado a mirar coches con la esperanza de encontrar el vehículo de tus sueños y apto para tu bolsillo?, pues el protagonista de esta historia termino en pesadilla su visita al concesionario.

Compartir cosas con la familia a veces puede ser bueno,  pero que los niños son revoltosos, porque al fin y al cabo son niños. Estos pueden dejarte en un gran aprieto  como en el caso del hijo de esta pareja china.

Este «angelito» de 3 años no se le ocurrio otra cosa que coger una piedra y rayar la pintura de nada más y nada menos que 10 coches.

Según el Tribunal Popular de Lingui, el concesionario demandó al padre por lo sucedido y le reclamó la cantidad de  41.000 dólares australianos (unos 25.000 euros al camio aproximadamente)  por los daños causados a los coches. Sin embargo los responsables de lconcesionario advirtierón que esa cantidad era  tan sólo un estimación y podía ascender tras una evaluación mas exhaustiva de lo sucedido.

Desde el propio concesionario replican que debido a los daños ocasionados por este «angelito» no pueden vender los coches como nuevos una vez reparadas, ya que si lo hiciesen estarían haciendo publicadidad engañosa, y podrian ser multados.

En un comunicado, el tribunal informó que el padre del niño rechazó la demanda inicial, sin embargo ha llegado a un acuerdo por unos 9.000 euros.

Una visita al concesionario más cara de lo esperado, sobre todo porque tan sólo fueron  para acompañar a un amigo…

 

 

 

Comparte: