El «reality show» de Irene Montero en el Ministerio

Irene Montero, ministra de Igualdad, está siendo noticia, y no por sus logros como ministra precisamente, si no más bien, como han calificado algunos, por el «reality show» que ha montado de su día a día en su nuevo trabajo en el Gobierno.

Si ya empezó con cierta polémica al hacer público su equipo personal, en el que no había ningún hombre (cosa que realmente es poco relevante si para los candidatos ningún hombre era mejor de lo que se eligió), o por cambiar a la que iba a ser la directora de Igualdad.

La ministra de Igualdad acude con su pequeña al trabajo, algo que a su parecer le parece lógico y que le queda divinamente como si quisiera hacer ver al pueblo que es una más, porque ya se sabe, «es difícil la conciliación familiar cuando no se llega a final de mes con un sueldo de ministra».

Ya lo dijo ella misma cuando tuvo que llevarse a su hija a una entrevista de la Sexta porque es imposible la conciliación (tal vez no pensó que podía omitir ir a esa entrevista, como hizo en otros actos protocolarios).

Con su mochila portabebés, se pasea recorriendo las estancias ante su equipo personal de cámaras, porque tienen que captar a la mujer que es símbolo ya de madre coraje.

Esta no es la única polémica, también está su roce con OKdiario tras publicar un artículo en el que se le recriminaba que en su currículum, en el portal de transparencia del Gobierno, ocultara que había sido cajera en una cadena de electrodomésticos cuando aún estaba sacándose la carrera (que por cierto, es la única experiencia profesional fuera de la política), eso sí tiene un curriculum acádemico envidiable.

Ahora ha querido mostrar a su «chupipandi» celebrando su 32 cumpleaños. En el vídeo se muestra como su equipo personal, con una tarta, deciden darle una sorpresa (que por como está grabado, se nota bastante que ha sido todo preparado), y la polémica no es que celebren su cumpleaños, las críticas han venido por subirlo a redes sociales para querer dar una imagen de «que bien nos llevamos todos, ha llegado el cambio».

Las redes sociales no han tardado en dar su opinión, que hay de todos los colores, tanto de apoyo y otros muy críticos, ya que no ven con buen ojos que utilice en su equipo de gobierno, a cámaras, editores y operadores de vídeo para realizar pura propaganda política.

Otras críticas muy duras han sido por parte de los usuarios que no entienden que lleve a su bebé al trabajo:

«Algo que no pueden hacer el resto de los mortales y no debería hacer la ministra»

 

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies