La historia de amor entre Rooney Mara y Joaquin Phoenix

En un día tan señalado como hoy, que rebosa amor por los cuatro costados, y aún con la resaca de la pasada gala de los Oscar, hacemos repaso de la preciosa historia de amor entre Joaquin Phoenix y Rooney Mara.

 

La pasada noche de la gala de los Oscar, el fotógrafo Greg Williams, a través de su cuenta de Instagram, nos dejó varias instantáneas de la noche y además, la fotografía más viral de la gala.

En esa fotografía se puede ver a Rooney Mara, espectacular con un vestido de Alexander McQueen, y a Joaquin Phoenix, tras ganar el Oscar por su interpretación del Joker, en una actitud relajada y enamorada, en la que la actriz se había quitado los tacones y se había puesto unas zapatillas Converse, mientras ambos se comen una hamburguesa vegana de la famosa cadena Monty’s Burger.

Ambos actores son de mundos diferentes: él era hijo de misioneros que se dedicaban a recorrer América con una secta, y ha vivido marcado por la muerte de su hermano, el también actor River Phoenix, que moriría de una sobredosis a la salida del club nocturno Viper Room junto a él. Ella es hija de los fundadores de dos equipos de fútbol americano. De familia rica y acomodada, es hermana de la también actriz, Kate Mara, que ha participado en películas como The Martian o series de televisión como House of Cards.

 

Los actores se conocieron en 2012, durante el rodaje de la película Her. Él pensaba que le caía mal a Rooney, pero luego se supo que la chica era muy tímida y todo fue un malentendido.

 

«Ella es la única chica a la que he buscado en Internet. Solo éramos amigos, amigos por email. Nunca antes había hecho eso, buscar a una chica en la red», declaraba Joaquin Phoenix sobre Rooney Mara.

 

No fue hasta 2017 cuando, por caprichos del destino, volvieron a coincidir en el rodaje de María Magdalena, donde por fin surgió la chispa del amor, y en el festival de Cannes de ese mismo año se presentaron públicamente como pareja.

 

Hasta ahora, la pareja ha llevado su relación de la manera más íntima posible, incluso con palabras en clave, como el discurso que dio Joaquin Phoenix al recoger el premio TIFF en Toronto:

 

“Una última cosa, en algún lugar, no sé dónde, hay un sucio dragón, y quiero arrancarle las alas, sujetarlo con una manta y dormir con él para siempre. Te quiero. Gracias”.

 

Entonces ella había encarnado a Lisbeth Salander, de la trilogía Millenium, en la película «Los hombres que no amaban a las mujeres», en las que el personaje de Lisbeth llevaba tatuado un dragón que le recorría toda la espalda.

 

La química entre ellos es más que evidente, las miradas que se proclaman y las cosas que comparten en común, como el amor por los animales. El pasado julio se vio a la actriz luciendo lo que podría ser un anillo de compromiso, por lo que todo parece indicar que pronto habrá campanas de boda para la joven pareja. Ya se comenta que se han vuelto «la pareja del momento», como en su día lo fueron Brad Pitt y Jennifer Aniston.

 

Desde el Desinformado esperamos que se casen pronto y nos regalen más preciosas instantáneas como las de la noche de los Oscar.

¡Feliz San Valentín a todos!

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies