Ranger, el pastor alemán que tiene enanismo y siempre parecerá un cachorro.

Ranger es un pastor alemán que tiene una rara condición llamada enanismo pituitario que le impide alcanzar la talla normal de un animal de su raza, por lo que siempre tendrá aspecto de cachorro.

Su dueña, Shelby Mayo, explicó que Ranger siempre fue el más pequeño de su camada, pero su problema incrementó cuando tuvo una parasitosis causada por un protozoario llamado giardia.

Tras unos meses, se encontraba libre de enfermedades y parásitos, sin embargo Ranger no crecía de forma normal, por lo que decidieron acudir a un especialista, quien le diagnosticó enanismo pituitario.

Un déficit en la secreción o en la acción de la hormona de crecimiento, una hormona anabólica cuya función primordial es la de permitir la síntesis proteica, fundamental en el crecimiento óseo y de los tejidos blandos.

Aunque esto hace que este peludo vaya a tener siempre un adorable aspecto de cachorro, hay efectos secundarios, por los que debe recibir tratamiento constantemente, pues le produce problemas en la piel y pérdida de pelaje.

Ranger hace vida normal y se le ve muy feliz jugando con sus otros amigos peludos, como puede verse en su propia cuenta en Instagram

Comparte: