Un padre le gasta una «broma» a su hijo y casi lo detienen por pederastía

El protagonista de esta historia, que por suerte solo ha terminado en una anécdota, pudo costarle su detención por confundirlo con un pederasta.

Jesús Aguado es el padre de un niño de 6 años que solo quería ir a comprar un sobre de Pokémon con el dinero del ratoncito Pérez.

Todo empieza con ese dinero que el ratoncito Pérez le deja al hijo de Jesús Aguado, un dinero que el niño quería utilizar para ir a comprar ese sobre de Pokémon, pero quería ir solo, y tras una charla de sus padres, acceden a su petición y le permitirían ir, pero acompañado de su hermano mayor.

Los padres idearon un plan, el padre saldría unos minutos antes de la casa para inmortalizar el momento como recuerdo, estaría escondido en la acera de enfrente y vigilando toda la operación y grabando el momento con su cámara.

“Quería quedármelo de recuerdo porque soy muy aficionado al mundo del cine y me gusta grabar ciertas cosas con ellos. Era la primera vez que iba a hacer algo él solo y quería documentar el momento».

Después de grabar a sus dos hijos, las dos hijas también le pidieron ir a comprar el pan solas, y Jesús volvió a salir para grabarlas también, pero esta vez no estaría solo, la Policía Municipal le estaba esperando.

Algún vecino lo vio grabando a los chicos y avisó de que «había un tipo sospechoso» grabando niños.

Jesús contó todo lo sucedido a la Policía y la historia, por suerte, terminó en una simple anécdota.

“Me parece normal la actuación de la Policía»

El propio Jesús ha bromeado sobre lo sucedido en su cuenta de Twitter.

 

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies