El Gobierno respalda que los test tenían homologación aunque la embajada China lo niega

El Gobierno intenta salir airoso de este lío tras la compra de test que se adquirieron sin contar con la homologación europea para su compra y comercialización en toda la Unión Europea.

Además, el Ejecutivo justifica que estos test se adquirieron justo antes de que las autoridades chinas facilitaran nuevos listados de sus proveedoras.

Según han querido aclarar, el Ministerio de Sanidad inició hace varias semanas conversaciones con varias empresas para la adquisición de test de diagnóstico, de los cuales existen varios sistemas en el mercado hasta que, finalmente, cerró el acuerdo con Shenzhen Bioeasy Biotechnology.

El Gobierno adquirió una partida de test a la compañía Shenzhen Bioeasy Biotechnology, que los importaba de China y cuyo producto supuestamente cuenta con el marcado CE.

Si un producto cuenta con la homologación europea, se puede comercializar y comprar en todo el espacio comunitario

Por su parte, Sanidad ha reconocido que tuvo que devolver 9.000 test rápidos porque no cumplían con los certificados de calidad.

La Embajada China quiso aclarar el tema y emitió un comunicado por medio de su Twitter oficial, que el Gobierno español compró los test rápidos que no son válidos a una empresa que no cuenta con licencia oficial de la Adninistración Nacional de Productos Médicos de China.

Además, señaló al Gobierno por hacer caso omiso de las recomendaciones de China, que proporcionó al Ministerio de Sanidad una lista con proveedores clasificados, entre los que no se encontraba la compañía Shenzhen Bioeasy Biotechnology

Comparte: