El plasma sanguíneo de los recuperados podría ser la clave para curar el coronavirus

El coronavirus ha infectado a miles de personas a escala mundial y se ha cobrado la vida de otros miles, creando una pandemia a nivel mundial.

Todos los investigadores y laboratorios de diferentes países trabajan a contrarreloj para encontrar una vacuna contra el Covid-19, y ahora parece que el inmunólogo Arturo Casadevall ha dado con una clave importante en el desarrollo de la cura.

 

El método no es nada nuevo, ya había sido usado a principios del siglo XX. Consiste en utilizar la sangre de aquellas personas que hayan padecido la enfermedad y filtrarla para obtener el plasma. Este método se usó como cura de la famosa gripe española de 1918 que arrasó con muchísimas vidas y sólo así consiguieron frenarla.

Además, Casadevall afirma que, mientras que la vacuna tardará aún varios meses, el plasma podría utilizarse en unas semanas.

 

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EEUU ha puesto en marcha esta idea, probando a hacer transfusiones de plasma a gente en estado grave. Grifols, una multinacional española, ha llegado a un acuerdo con la FDA para obtener el plasma de los recuperados, procesarlo y fabricar un medicamento para combatir el coronavirus.

Comparte: