Jesús Vázquez planea donar su fortuna a los más necesitados

El presentador Jesús Vázquez está empezando a plantearse su futuro, aunque esperemos que lejano, y qué hacer con su enorme fortuna cuando ni él ni su marido, Roberto Cortés, estén en este mundo.

 

Jesús ha estado trabajando desde bien jovencito en diversos programas de televisión, como por ejemplo, La voz, Supervivientes u Operación triunfo.

 

El presentador gallego no tiene hijos (y parece ser que no se plantea tenerlos), por lo que no tiene herederos directos, así que desea que todo su dinero caiga en manos de la sociedad, ya que considera que ha sido bastante generosa con él todos estos años. Además, al ser un personaje público, sabe que puede ayudar más y hacer que llegue a buen recaudo.

View this post on Instagram

Mi querido amigo el Dr. Bonaventura Clotet, al que llevo apoyando durante muchos años al frente de la Fundación Lucha el SIDA y el investigador Oriol Mitjà acaban de lanzar un ensayo pionero en el mundo para acabar con el Covid-19, el primero aprobado por la Agencia Española del Medicamento. También están desarrollando una vacuna contra el coronavirus: https://elpais.com/sociedad/2020-03-15/cataluna-lanza-un-ensayo-pionero-para-evitar-la-transmision-del-coronavirus.html Ahora es cuando necesitan nuestra ayuda para avanzar lo más rápido posible y frenar cuanto antes esta pandemia! Puedes hacerlo entrando en www.yomecorono.com Apoyemos a quienes trabajan sin descanso para frenar esta pandemia! Gracias, de corazón..?❤️ #yomecorono

A post shared by Jesús Vázquez (@jvazquezoficial) on

 

Pero tiene claro a que asociación ayudará sobre todo, y esa es ACNUR, la asociación que ayuda a los refugiados:

 

«ACNUR y los refugiados le han dado sentido a todo y por ello es justo que mi dinero llegue a los niños, que podrán tener un cole o un hospital porque yo se lo habré dado»

 

Jesús, por el momento, no tiene pensado retirarse a pesar de sus declaraciones, pero desea ir gastando el dinero antes de que sea demasiado tarde, y más ahora que ya se da por satisfecho con su expectativa laboral, la que tiene más que cumplida.

Comparte: