La dolorosa confesión de Rocío Flores a sus compañeros en Supervivientes

Rocío Flores está empezando a llevarse mejor con sus compañeros del reality “Supervivientes”, tanto, que incluso les ha hecho una dolorosa confesión.

 

La hija de Antonio David no para de sorprender, ya sea por su manera de comerse un flan o por la confesión íntima a Jorge Javier Vázquez, pero lo que sí está claro es que es una de las grandes apuestas de esta edición.

 

Rocío es una niña que lo ha pasado mal en algunos aspectos de su vida, ya que ella tiene mala relación con su madre Rocío Carrasco, por la cual, Jorge Javier Vázquez ya le ha preguntado y ella no ha sabido qué responder siquiera.

 

Tras salvarse de la expulsión, la nieta de Rocío Jurado ha desvelado a sus compañeros, bastante afectada, que sufrió bullying de pequeña en el colegio cuando se mudó de Madrid a Málaga, y que su padre no estaba al corriente de la situación por aquel entonces.

 

“Cuando me mudé, me miraban. Algún compañero me llegó a decir que iban a ir a Sálvame a hablar de mí. A mi padre no le contaba nada porque no quería que pensaran que tenía un trato de favor”.

Por otra parte, al menos, ella también alaba la relación con su padre, que dice que es muy buena y se entienden a la perfección, incluso con solo una mirada.

 

Su padre, a su vez, está muy orgulloso de ella, porque a través de Supervivientes, la gente puede empezar a conocer a su hija tal y como es, y ella puede vencer todos los prejuicios que tenía.

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies