¿Qué se puede reclamar tras las cancelaciones por el Estado de Alarma Sanitaria?

Tras el Decreto por el Estado de Alarma implantado por el Gobierno por la crisis del Covid-19, muchas personas se han visto obligadas a confinarse en sus domicilios, pudiendo salir, solamente, en aquellos casos que sea del todo imprescindible.

 

A todo esto, hay que sumarle la cantidad de planes y eventos que se han tenido, o bien que suspender, o bien que aplazar, ya que de nada serviría el confinamiento si existieran estas aglomeraciones de personas.

 

Por tanto, muchas son las personas que dudan sobre si se les devolverá en dinero de los eventos o no, y si tienen derecho a reclamar algo, por tanto, vamos a dejar un guía sobre qué se podría reclamar y qué  no, siempre teniendo en cuenta, claro está, las circunstancias y la letra pequeña de cada caso.

Partidos de fútbol, conciertos y espectáculos en general

En este caso se están posponiendo la mayoría de eventos, pero si la nueva fecha fijada no viene bien, el consumidor tiene derecho a reclamar la devolución de la entrada. Por otro lado, si son eventos que no se pueden retrasar, como por ejemplo, palcos de semana santa y Fallas, las empresas deberán devolver el dinero ya que no les queda más remedio.

 

Gimnasios, comedores escolares y academias

El Decreto no prevé una solución para los contratos temporales de este tipo, por tanto, el consumidor puede poner en contacto con la empresa y reclamar, o bien, la parte proporcional de la mensualidad, o bien, llegar a un acuerdo ambas partes, pero recordando que la última palabra siempre la tiene la empresa.

 

Compras

Generalmente, el consumidor tiene derecho a la devolución de la compra hasta 30 días después de la misma (según letra pequeña), pero al entrar en vigor el Decreto del Estado de Alarma y el cierre de todos los comercios que no sean de primera necesidad, se podrá descambiar el producto una vez cese el Estado de Alarma. La gran mayoría de comercios están cambiando su política de devoluciones para hacérselo saber a todos.

 

Billetes de tren y autobús

Como se desaconseja viajar (a no ser que sea estrictamente necesario), en el caso de los trenes, Renfe ha habilitado un servicio de anulación o cambio de billetes sin coste alguno para agilizar el caso.

Para el caso de los autobuses, si por el Estado de Alarma se cancela el viaje, la compañía deberá devolver el importe del billete. En el caso de que sea el usuario quien decida no viajar por alguna razón, deberá ponerse en contacto con la compañía y llegar a un acuerdo con ellos, según su política de cancelaciones o cambios. La compañía no está obligada a devolver el dinero, pero puede que en estas circunstancias alguna lo esté haciendo.

 

Vuelos internacionales

A pesar de que el espacio aéreo español sigue estando operativo, muchos países no permiten la entrada de viajeros procedentes de España o los mete en cuarentena, por tanto, las compañías aéreas están optando por reducir los vuelos o cancelarlos directamente.

En este caso, por normativa, el pasajero decide si quiere que la compañía le reembolse el importe del billete o si quiere que se lo aplace, pero al ser un caso de fuerza mayor, el consumidor no tendrá derecho a exigir ninguna compensación.

En el caso de que sea el viajero quien decida no ir al viaje, no podrá reclamar nada, sólo en el caso de que tenga contratado un seguro de viaje, que entonces sí se le reembolsará el importe del billete. Hay abogados que aconsejan, en caso de cancelar el vuelo, no hacer alusión al tema del coronavirus, puesto que en las compañías aéreas existen clausulas que excluyen la cancelación por pandemias.

 

Reservas de hotel

Al ser el cierre de los hoteles, desde el 26 de marzo, un norma establecida por el Gobierno por el Estado de Alarma, los clientes podrán recuperar la reserva a partir de esa fecha hasta el fin de la Alarma.

En el caso de que el hotel esté situado fuera de España y el cliente decide no ir, si no tiene seguro de cancelación, lo único que podría hacer sería alegar fuerza mayor y esperar a ver si hay suerte.

Lo más recomendable sería llamar al hotel e intentar llegar a un acuerdo, o bien de cancelación o bien de cambio que más les convenga a ambas partes.

 

El resto de eventos no recogidos en la lista (por ejemplo, reservas de restaurantes y demás en caso de bodas) seguirán el mismo criterio, pero lo más recomendable en todos los casos es llamar a la empresa y asegurarse de las soluciones que dan en esta situación tan excepcional.

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies