A Rocío Flores se le hace el concurso cuesta arriba siendo atacada por sus compañeros

Rocío Flores no lo está pasando nada bien en Supervivientes, ya que sus compañeros no están teniendo buena actitud con ella.

 

La pasada noche, Rocío se encontraba con Yiya, su archienemiga en la isla. Rocío ya llegaba bastante decepcionada porque ella esperaba encontrarse a algún familiar, pero muy lejos de eso, era Yiya quien estaba.

«Ahora voy a ser yo la que te enseñe modales. No se miente y no se roba. Los minutos de gloria de este programa no dependían de ti, sigo aquí desde el mismo día que me dijiste adiós, y de hecho, bastante bien» decía Yiya.

Rocío se defendía cuando podía, y explicaba que no había robado comida a nadie, ni nada en general, que ella había tenido buenos modales desde siempre y buena educación, y que, además, ella no podía arreglar la relación con alguien que llegaba con la actitud de Yiya (no se saludaron ni se dieron dos besos, simplemente empezó el ataque).

 

«A chispazos si podemos tener relación, aunque yo no haga uso de mi educación, la tengo, y no me permiten relacionarme con gente así» atacaba Yiya de nuevo.

 

La hija de Antonio David Flores sufrió un ataque de ansiedad después de la decepción por este encuentro, las palabras y la manera de machacarla de Yiya, diciendo incluso que quería abandonar la isla.

 

Carlos Sobera, en plató, le explicaba lo ocurrido a Antonio David, contándole los deseos de Rocío de abandonar el concurso. Pero cuando volvieron a conectar con la isla, aparecía una sosegada Rocío, aunque ligeramente nerviosa, que explicaba que ella había ido al concurso a luchar contra las adversidades que se encontrase, y que este reencuentro era una más, por lo que continuaría en el programa hasta que la audiencia quisiera.

La decisión encantó a todo el mundo, incluido a su padre, que se veía muy preocupado por la situación que estaba pasando su hija.

 

Por otro lado, a medida que pasan los días, la situación actual en el mundo y estar en una isla con las mismas personas todo el día, pasa factura, tanto que Rocío acabó discutiendo contra José Antonio Avilés.

 

Avilés comentó que quizás los fans de Fani piensan que tiene que salir expulsada porque está enferma, y Rocío criticó que le estaba regalando el oído a unos y a otros.

Esto no sentó nada bien a Avilés, que se defendió diciéndole que ella estaba manipulando al decir eso, que para ella unas veces era muy bueno y otras veces iba a clavarle el puñal por la espalda.

La discusión continuaba, reprochándose uno al otro que discutían con sus propios amigos, que no querían a una persona cercana atacándoles, y que estaban siendo traicioneros.

 

Acabaron la discusión con el fin de la amistad, con Rocío muy dolida diciéndole que no quería hablar más con él, y, aunque él quiso hacer las paces con ella y abrazarla, ella lo rechazó e insistió en que no quería hablar más con él.

 

«Pensé que eras buena persona» le dijo José Antonio.

«Ten cuidado con lo que dices y piensas. No quiero hablar contigo» concluyó Rocío.

 

Parece que las relaciones están que arden en Supervivientes, pero aún queda mucho concurso y los días son muy largos, por lo que esperamos que hagan las paces y se lleven lo mejor posible.

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies