Hallan un monstruoso planeta con una superficie 150 veces mayor que la Tierra

Aún queda mucho que explorar en el universo, pero poco a poco se van descubriendo las cosas que alberga en su infinito (partiendo de que no conocemos su fin).

Ahora, astrónomos de la Universidad de Warwick han descubierto un planeta al que han bautizado como TOI-849, que tiene una superficie 150 veces mayor que la Tierra, convirtiéndose en el mayor planeta rocoso encontrado hasta el momento.

Está a 225 años luz de distancia y es 40 veces más masivo que nuestra querida Tierra, teniendo casi la misma densidad. Fue descubierto por un equipo de astrónomos dirigido por David Armstrong, de la Universidad de Warcik, en Gran Bretaña. El hallazgo, firmado por más de 120 investigadores, ha sido publicado en el servidor de noticias científicas arXiv.

Según los astrónomos que lo han descubierto, este  planeta se trata tan sólo del núcleo sólido de un antiguo y gigante gaseoso, que ahora está privado de esta manta de gas. Su aspecto podría haber sido similar al de Júpiter, Saturno, Urano o Neptuno. Se trata de la primera vez que se descubre un planeta de esta clase, y su estudio podría ayudar a comprender que hay en el interior de los gigantes gaseosos de nuestro propio Sistema Solar.

Armstrong y su equipo pudieron encontrar el descomunal planeta con el telescopio espacial TESS, de la NASA (Satélite de Estudio de Exoplanetas en Tránsito), mientras sus instrumentos observaban estrellas distantes en busca de las tenues caídas periódicas de su brillo que se producen, precisamente, cuando un planeta pasa por delante de ellas.

Una posible idea es que TOI-849b podría haberse quedado sin gas a medida que se formaba, de modo que consiguió construir un núcleo pero no una atmósfera.

Aunque no queda claro cómo podría darse este proceso, lo más probable es que se formara como un gigante gaseoso normal y luego perdiera su gas.

Con todo, TOI-849b podría contar con una atmósfera muy delgada, formada cuando el calor de la estrella vaporiza las rocas y el polvo de su superficie.

Habrá que esperar a la nueva generación de telescopios, más potentes, para poder analizar esa atmósfera para seguir aprendiendo y llegar a comprender los enigmas que envuelven a los planetas.

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies