La bonita historia de amor en pleno confinamiento gracias a un dron

En estos tiempos de confinamiento por la crisis del coronavirus todo lo que escuchamos son malas noticias, que si siguen aumentando el número de muertos, el número de contagios, que se está perdiendo el trabajo, que si publica algo en contra del Gobierno es una fakenews, etc….

Además, los solteros tienen también que lidiar con ver las fotos de sus amigos en pareja, y encima ya nadie se mete en la app de Tinder porque ¿para qué? Si no se puede salir, pero no te preocupes, no todo está perdido.

En estos tiempos también hay sitio para el amor, como la bonita historia que vamos a contar a continuación.

Un chico de Brooklyn, Jeremy Cohen, vio desde su terraza a una joven bailando en la azotea del edificio de enfrente, él no se lo pensó y la saludó, y ella le devolvió el saludo, para el resto de hombres todo habría terminado ahí, bueno algunos seguro que estarían intentando localizarla por redes sociales.

Pero Jeremy Cohen tenía un plan mejor, que su dron le llevara un mensaje y así comenzó una bonita historia de amor.

Lo cierto es que llevo más de un año sin tener una cita. Creo que me moría de ganas de tener algo de interacción social, y estar confinado entre las paredes de mi apartamento me inspiró cierta creatividad

Jeremy, al ver a la chica bailando, Tori, y tras el saludo, cogió cinta adhesiva, un boli, papel, escribió su número y envió su dron para que le hiciera llegar el mensaje.

Su número y ¿Quieres escribirme?

Al cabo de un rato, ella le escribió, y así mantuvieron una conversación. Al día siguiente, Jeremy se lanzó y le pidió una cita en plena cuarentena, y tiró de nuevo de ingenio.

Tuvo que contactar en secreto con su compañera de piso para preparar la sorpresa.

¿La sorpresa? Ella tenía una mesa preparada en el tejado y Jeremy otra en su terraza y por medio de FaceTime comieron juntos

Según ha contado el protagonista, todo va viento en popa, incluso ya han podido pasear «juntos» por las calles, eso sí, ha vuelto a tirar de ingenio y como si fuera Bart Simpson cuando contrajo curiosamente un virus de china, Jeremy salió a la calle con su pelota.

View this post on Instagram

How to date a Quarantined Cutie, Part 3.

A post shared by JEREMY COHEN (@jermcohen) on

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies