Prisión para una mujer tras celebrar una fiesta en una piscina comunitaria en plena cuarentena

En la localidad de Mogán en Gran Canaria, unas 8 personas decidieron celebrar una fiesta en la piscina comunitaria en pleno confinamiento.

 

Aunque el comportamiento de la población está siendo bueno, siempre hay quienes tienen que dar la nota, algunos tan curiosos como la orgía en Barcelona o los vecinos que quedaban para tomar el sol en la azotea.

 

Fueron los propios vecinos de la urbanización quienes alertaron a las fuerzas del orden de que se estaba celebrando una fiesta en la piscina comunitaria con bebidas alcohólicas, música, infringiendo el confinamiento decretado por el Gobierno.

 

La Guardia Civil, junto con la Policía Local de Mogán, se personaron en la urbanización y pararon la fiesta. Algunos de los asistentes que se encontraban tomando el sol, al percatarse de las fuerzas del orden, huyeron del lugar. Los agentes consiguieron interceptar a dos personas, que fueron denunciadas cada una por dos infracciones.

 

La primera por incumplir el confinamiento y la segunda por alteración del orden público, por lo que pueden enfrentarse a multas entre los 601 y 30.000 euros.

 

Tras las identificaciones comprobaron que una mujer de 30 años ya había sido alertada otras 8 veces por saltarse el confinamiento en los últimos 15 días, por lo que la mujer fue enviada a prisión directamente.

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies