Profanan las tumbas de un Guardia Civil y un Policía asesinados por ETA

Los hechos han sucedido en el cementerio del municipio de Moncada (Valencia), los operarios descubrieron ambas tumbas profanadas.

Con el estado de alarma por el coronavirus, un grupo de personas se adentraron en el cementerio para realizar para realizar algún tipo de ritual con los cuerpos de ambos agentes.

Las tumbas pertenecen a un Guardia Civil y a un Agente de la Policía Nacional asesinados en 1984. Según ha desvelado el diario Levante-EMV, se llevaron a cabo el pasado fin de semana y según las investigaciones todo apunta a que fueron utilizados para un ritual de vudú.

Los autores de esta profanación dejaron en el interior de los ataúdes gallinas decapitadas y desangradas, y en uno de los nichos llegaron a dibujar un símbolo satánico.

Los agentes, cuyas tumbas fueron profanadas, murieron de forma violenta hace 36 años.  El cabo primero de la Benemérita, Agustín Gómez Pérez, fue asesinado por unos atracadores en enero 1986. El mismo año en que el, tres meses más tarde, el policía nacional Juan José Visiedo murió a manos de la banda terrorista ETA.

Por el momento no hay detenidos, los agentes creen que en la profanación participaron varias personas, ya que tuvieron que mover las lápidas de ambos nichos, cuyo peso es considerable. También dan por sentado que las tumbas no fueron escogidas al azar, todo fue perfectamente planificado, incluso como acceder al cementerio, que permanece cerrado por el estado de alarma, salvo para los enterramiento en el marco de las medidas contempladas.

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies