Rocío Flores regresa a Málaga tras la cuarentena obligatoria desde su regreso de Honduras

Ya ha pasado una semana desde que los Supervivientes pudiesen abandonar por fin la cuarentena obligatoria que estaban cumpliendo tras volver de Honduras.

 

Rocío Flores ha aprovechado el tiempo al máximo tras esta etapa, en la que ha echado más de menos que nunca a sus familiares y amigos.

 

Justo al llegar a Málaga, Rocío era recibida por la mujer de su padre, Olga, con la que se daba un emotivo abrazo, para luego encontrarse con sus hermanos, David y Lola, a los que Rocío ha tenido muy presentes durante su estancia en Honduras, dedicándoles incluso su primer pescado.

 

Además de pasar tiempo con su familia, la joven no ha perdido de vista a su pareja, Manuel, a los que se ha visto más enamorados que nunca tras estos cuatro meses de separación.

Rocío se ha refugiado en los suyos, y se muestra relajada y feliz, intentando dejar atrás el dolor por la situación con su madre, ya que la nieta de Rocío Jurado ha pedido desesperadamente recuperar la relación con Rocío Carrasco, a pesar de la negativa de esta.

 

Además, Rocío está muy contenta con su cambio físico, ya que le ha hecho ganar autoestima, y aunque ya haya recuperado algún kilito, cosa normal después de la situación extrema por la que pasan los Supervivientes, la joven está encantada cada vez que se mira al espejo.

 

Por supuesto, como buena chica joven, también ha estado rodeada de sus amigos, con los que ha celebrado la vuelta a Málaga, mostrando instantáneas junto a ellos en redes sociales.

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies