Así mantiene Rocío Flores la línea tras su paso por Supervivientes

A Rocío Flores le ha venido de perlas su paso por el reality Supervivientes.

 

Aunque, finalmente no fue la ganadora a pesar de ser una de las favoritas del público, consiguió mucho más en su estancia en Honduras.

 

Rocío Flores llegó muy acomplejada con su físico y poco a poco se fue librando de estos complejos, llegando a ponerse incluso en bikini, algo que antes era impensable para ella.

La hija de Rocío Carrasco consiguió deshacerse de 16 kilos en la isla, y tras este tiempo en España, la joven no ha sucumbido al famoso efecto rebote (como sí le ha pasado a muchos antiguos concursantes).

 

Rocío está súper feliz con su nuevo físico, así que ha adoptado una forma de comer más saludable, además de un truco que le funciona a la perfección, que es tomarse una infusión al mediodía, tal y como ha mostrado en sus redes sociales. Tomar esta infusión hace que se mejore la digestión y evita el hambre de este momento del día.

 

Además, también se ha sometido a varios tratamientos de maderoterapia, con la que consigue tener una piel más tersa, drenada y tonificada, ayudándola a reducir el volumen y la celulitis.

 

Con todo esto, la hija de Antonio David Flores consigue mantener la línea.

 

Esta fue la respuesta de Rocío Carrasco a la petición de reconciliación de su hija Rocío Flores

Comparte: