El Gobierno eliminará la jubilación anticipada de los funcionarios

El Gobierno de España ya está preparando los presupuestos generales del estado y debe cuadrar las cuentas para que la Unión Europea de su visto bueno.

A pesar del “éxito” en las negociaciones de Pedro Sánchez para conseguir  una inyección económica de 140.000 millones de euros para paliar los efectos negativos de la pandemia del coronavirus,  lo tiene complicado para cuadrar las cuentas.

Una de las medidas que ya se plantea el Gobierno sería “eliminar” la jubilación anticipada de  los trabajadores públicos. Una medida que afectaría a 900.000 funcionarios, los que son denominados como “clases pasivas”.

El Estado destina casi 16.000 millones de euros para el pago de estas pensiones


Esto es lo que están sospechando las organizaciones de trabajadores públicos, tras la aprobación del Real Decreto que traspasa la gestión de las pensiones de los empleados públicos de los ámbitos de la educación, la justicia, las prisiones, la administración general y las fuerzas y cuerpo de seguridad del Estado  al Instituto Nacional de la Seguridad Social.

A todos estos trabajadores de concretarse esta reforma, se les privaría de poder acceder a la jubilación anticipada a los 60 años de edad siempre y cuanto tengan 35 años cotizados.

Aunque el Gobierno no lo tendrá nada fácil para poner en marcha esta reforma, sobre todo tras el recurso  de inconstitucionalidad presentado por el PP.

 

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies