Familiares y amigos se reúnen para despedir a Álex Lequio

A raíz de la crisis del coronavirus, Ana Obregón y Alessandro Lequio no han podido despedir a su hijo, Álex Lequio, como se merecía, y es por lo que, tras mes y medio después de su fallecimiento se ha celebrado esta tarde una misa en memoria del joven.

 

Ana Obregón, intentando aparcar su dolor al máximo por su hijo, ha sido quien ha organizado la misa, para que así todos los seres queridos de Álex Lequio pudieran despedirse de él a su manera, mostrando fortaleza hasta el último momento.

 

La misa se ha celebrado en una iglesia cercana a la casa de Ana, Nuestra Señora de la Moraleja, donde se ha estado refugiando tras el revés que le ha dado la vida. Así, todas las personas del entorno del joven han podido despedirse del él en un emotivo sepelio, donde además han podido arropar a Ana y Alessandro.

View this post on Instagram

Hoy hace 28 años de mi foto favorita a los pocos días de tu nacimiento. Llegaste la noche más mágica del año y me regalaste un significado para esta vida que hasta entonces no había encontrado. Tengo el honor de ser tu madre , de haberte visto crecer , jugar, estudiar ,reír , superarte, madurar ,trabajar, brillar , amar, dar , sufrir , llorar y luchar hasta el final como un gladiador. Tu película favorita. Me ha llenado de orgullo verte soplar durante 27 años las velas de tu tarta de cumpleaños. Hoy el cielo se iluminará con 28 velas inmensas como tu y al soplarlas estoy segura que escucharás el infinito aplauso de muchas personas que te quieren y otras que te admiran porque tus huellas han conseguido que todos seamos mejores personas . Muchas felicidades hijo mío. No sabes cómo duele no poder estar a tu lado y la eternidad de tu ausencia. Te quiero desde siempre y para siempre . ? #Alessforever #28

A post shared by Ana_Obregon Oficial (@ana_obregon_oficial) on

Ana Obregón ha estado, además, arropada por sus hermanas todo este tiempo, con las que llegaba a la misa, junto con la novia de Álex, Carolina.

 

La presentadora, al llegar, ha tenido un bonito detalle con la prensa, haciéndole un gesto dándose golpes en el corazón para agradecer todo el apoyo hacia ella y su familia.

 

Ahora queda una época complicada para Ana Obregón, que además de despedir a su hijo, despedía también a su perrita Luna, por lo que ha decidido buscar consuelo en la parroquia.

 

Desde aquí le mandamos todo nuestro apoyo y cariño a toda la familia de Álex Lequio.

Comparte: