Rocío Flores presume de físico tras su paso por «Supervivientes 2020»

El paso por el concurso a Rocío Flores le ha sentado bastante bien, no solo a nivel personal, donde pudo dar un paso hacia una posible reconciliación con su madre, también físicamente.

Ahora la joven disfruta de un verano en la «nueva normalidad» junto a su familia y a su inseparable novio Manuel, una relación de la que le gusta presumir y mostrar lo enamorados que están.

Su vida sentimental no ha variado mucho, lo que ha si ha cambiado es su físico desde que comenzó su periplo por Honduras y ha ido bajando de peso, llegó a perder 16 kilos durante el concurso.

Ahora la hija de Antonio David Flores y Rocío Carrasco presume de su figura que ha conseguido mantener y mejorar evitando el efecto rebote que suele sucederle a los participantes de Supervivientes que una vez finaliza el concurso vuelven a recuperar esos kilos perdidos o incluso ganar más.

 

View this post on Instagram

“ Que no te de miedo ser tú “ ???

A post shared by Rocio Flores (@rotrece) on

Un cambio bastante radical en lo que respecta  hace unos meses donde mostraba un sobrepeso, ahora se somete a sesiones de maderoterapia corporal, una técnica que ayuda a reducir la celulitis, activa el sistema circulatorio y el sistema linfático, reafirmando y tonificando y que ayuda a perder peso y volumen, pero seguramente lo que le ha ayudado a bajar esos «kilitos» ha sido comer de una forma saludable.

 

 

Comparte: