Canarias se suma a Galicia en la prohibición de fumar en lugares públicos

A raíz de la crisis del coronavirus, la población estamos viviendo una etapa llamada “la nueva normalidad” en la que hemos tenido que cambiar muchos de los hábitos que veníamos haciendo desde entonces.

 

Por la cantidad de rebrotes que van apareciendo en el país, y esperando poder controlar una nueva oleada de infecciones, las comunidades autónomas están haciendo todo lo posible para poder atajar el problema.

 

El pasado jueves, Galicia imponía la prohibición de fumar lugares públicos si no puede mantenerse la distancia de seguridad de dos metros.

 

Ahora, a partir de hoy viernes, Canarias se suma a esta prohibición, por lo que las personas no podrán fumar por la calle tan fácilmente como antes.

 

Además, otras 12 comunidades autónomas, tales como Madrid, Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Asturias, Cantabria, Baleares, Valencia, Cataluña, País Vasco, Aragón y Navarra, ya estudian sumarse a esta medida.

 

Esta medida supone un varapalo para los bares y restaurantes, que tendrán que prohibir la práctica del tabaco en sus terrazas si no se garantizan los dos metros de distancia, pero por comodidad, lo prohibirán del todo.

Canarias incluirá esta medida junto con la del uso obligatorio de mascarilla en espacios públicos, siendo la única comunidad que aún no había impuesto esta normativa.

 

Esta medida está respaldada por el vicepresidente de la sección de neumonología de la Sociedad Española de Neumonología y Cirugía Torácica, Germán Peces Barba, ya que hay distintos puntos sobre la peligrosidad del tabaco frente a la Covid.

 

Los fumadores tienen mayor probabilidad de tener que ser ingresados en UCI por complicaciones respiratorias. Además, en cada calada, exhala mayor flujo de aire que en la respiración, por lo que tendría mayor posibilidad de contagio.

 

Los fumadores también se tocan la cara y la boca con mayor frecuencia, aumentando el riesgo de contagio, y si las partículas se mantienen en el aire, como se está intentando demostrar estos últimos días, irían en el humo del tabaco suspendido en el aire.

 

Hasta el momento, las comunidades están estudiando la normativa, aunque el sector hostelero de Madrid pide un estudio más a fondo, ya que dañaría aún más la economía del sector servicios.

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies