El susto de Kiko Matamoros tras recibir el alta hospitalaria

Kiko Matamoros no termina de levantar cabeza desde que fuese operado de la vesícula unas semanas atrás.

 

El colaborador de Sálvame, tras recibir el alta médica el pasado sábado, tenía que volver al hospital de urgencias en la madrugada, pero todo quedó en un susto.

Matamoros sufría una obstrucción del catéter que lleva, pero los médicos actuaron deprisa y pudo volver a casa pronto.

 

Al día siguiente fue a comer con su pareja, Marta López Álamo, quien no se ha separado de Kiko ni un solo instante. Durante la comida, Kiko habló con» Socialité» para contar lo ocurrido, y añadir que se encontraba bien, en proceso de recuperación e intentando que todo siga su curso.

 

Kiko, desde su enfermedad y el tiempo que ha estado ingresado, ha adelgazado unos 14 kilos, por lo que debe ir recuperando su peso poco a poco, ya que físicamente no está del todo recuperado, pero afirma que sí se encuentra animado con la recuperación y con ganas de volver a su vida normal, pero hay que darle tiempo a la recuperación, ya que, actualmente, toma unos 7 medicamentos diarios.

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies