Indignación por la corrida de toros celebrada en Mérida

Con el lío que hay montado con la vuelta al cole, las restricciones en la hostelería, la celebración en Mérida de una corrida de toros en homenaje al ganadero jerezano, a Borja Domecq Solís, fallecido por coronavirus ha indignado a las redes.

La corrida contó con toreros de la talla de Morante de la Puebla, José María Manzanares y El Juli y como ya paso en otras corridas,  se duda de si realmente la plaza de toro limito el aforo al 75% como estipulan las normas por el coronavirus que ha implantado el Gobierno de Extremadura.

Las imágenes que fueron compartidas en la red social Twitter corrieron como la pólvora como suele suceder en estos casos y las críticas no se hicieron esperar, sobre todo muchos  aficionados a los deportes que ven como a ellos no se les permite asistir a los estadios para ver a su equipo jugar o los hosteleros que se han visto perjudicados con las nuevas medidas que les limitan los horarios de apertura.

Hay que recordar que los toros está considerado cultura, por lo que según la normativa se le permite la asistencia de público hasta un 75%.

 

Comparte: