Kiko Matamoros continúa ingresado por otra infección que no cogieron a tiempo

Kiko Matamoros está pasando por un mal momento de su vida, ya que el colaborador de Sálvame continúa ingresado en el hospital por sus dolencias.

 

Tras un susto y ser ingresado de urgencia, Kiko se enteraba que tenía una pancreatitis, pero que no era necesario operar, sólo un tratamiento que le rebajaría la infección.

 

Esta infección ha ido mejorando pero su recuperación se complicó porque los médicos no encontraron el origen de otra infección que le estaba afectando.

Tras las pruebas pertinentes, los médicos informaron a Kiko Matamoros de que el origen de esta infección, finalmente, se encontraba en una cicatriz del hígado.

 

Por la cirugía de hígado a la que se sometió Matamoros, los médicos se encontraron con alguna que otra complicación para hinchar el abdomen, por lo que se dañaron los conductos del hígado.

 

Kiko Hernández, en Sálvame, ha contado que Matamoros lo está pasando muy mal, porque lleva un tiempo encerrado ya en el hospital y de momento no sabe cuando saldrá, aunque al menos la infección va a menos.

 

Además, está pasando un momento amargo tras la polémica existente entre su hija Anita Matamoros y su pareja Marta López, ya que ambas no se llevan bien, y después de que Makoke explicara su versión de las cosas, que a Matamoros no le ha sentado demasiado bien.

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies