Kiko Rivera toma una tajante decisión sobre su futuro laboral de este año

Kiko Rivera contaba, hace unos meses, que estaba pasando grandes problemas económicos a raíz de la pandemia del coronavirus, ya que no ha podido hacer conciertos ni trabajar de dj, y su discoteca de Sevilla, con la nueva orden impuesta por el Gobierno, ha tenido que cerrar sus puertas.

Durante el confinamiento contó que sólo cobraba 700 euros al mes de la ayuda del Gobierno, pero que seguía teniendo los mismos gastos de siempre. Reconoció que siempre fue un derrochador y que se arrepentía de no haber guardado nada para momentos así.

IG: riverakiko

Ahora, Paquirrín ha tomado una tajante decisión a pesar de estos apuros económicos: ha decidido no trabajar este año.

 

En un directo en la red social Instagram, contó a sus seguidores que le habían ofrecido trabajar este verano, pero que había decidido no hacerlo en verano ni en lo que queda de año por temor al coronavirus.

 

Relataba que el dinero no estaba por encima de la salud de su familia, ya que su abuela es mayor (grupo de riesgo) y sus hijas son pequeñas, por lo que “ya vendrán tiempos mejores”.

 

Irene Rosales también ha mostrado en televisión su miedo y preocupación por la crisis sanitaria que golpea al país actualmente.

 

A pesar de que Kiko Rivera podía haber tenido un gran verano que le hubiese permitido incluso plantearse la compra de una vivienda, este varapalo le ha venido muy fuerte y tendrá que esperar a que el temporal amaine.

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies