Alemania paga 300 euros por hijo para ayudar a las familias sin importar sus ingresos

Desde este lunes, los padres y madres de Alemania recibirán una paga extra de unos 300 euros por hijo directamente  del Estado para que puedan hacer frente a la crisis que ha provocado la pandemia del coronavirus.

Se trata de una de las medidas diseñadas por el gobierno de Angela Merkel para paliar los efectos negativos que ha ocasionado la pandemia provocando un parón económico.

Esta paga extra, busca que el consumo no decaiga, a la vez que sirve para ayudar a que la vida de los menores se vea menos afectada por este parón económico forzado.

El pago será automático por cada hijo empadronado en el país alemán, y será la Oficina de Beneficios Familiares quien la abone esta paga único, que se distribuirá en dos pagos, uno en septiembre de 200 euros por hijo, y otra en octubre de 100 euros.

No será necesario que los padres soliciten esta ayuda, tampoco deberán cumplir ningún requisito, esta paga se concede con independencia de los ingresos.

Esta ayuda se pagará junto a la que ya reciben todos los niños empadronados en suelo alemán, denominado Kindergeld y que asciende a 192 euros al mes, 198 para el tercer hijo y a partir del cuarto 223 euros por niño y mes

Esta paga también contempla situaciones especiales, como por ejemplo una familia separada, en la que ambos padres tienen derecho a disponer de la bonificación.

 

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies