Ana María Aldón se enfrenta a la batalla legal que tenía pendiente por el coronavirus

Ana María Aldón, junto con el apoyo de Ortega Cano, ha comenzado el proceso judicial contra el diseñador Emilio Salinas que tenían pendiente desde 2018.

 

La pareja ha llegado muy seria al juzgado de Madrid, donde comenzará esta batalla legal, donde Salinas denunció a Aldón por atribuirse el diseño completo de su vestido de bodas, cuando el trabajo lo realizó el diseñador.

 

Por la crisis sanitaria del coronavirus, la vista tuvo que ser pospuesta, aunque estaba prevista para el 26 de marzo, que de haberse celebrado tal día, Ana María tendría que haber abandonado el concurso «Supervivientes» en el que estaba participando para acudir a los juzgados.

 

Sobre la autoría de los vestidos, Emilio Salinas afirma que él diseñó los vestidos mientras que Ana María los supervisaba, y aunque no existe un contrato legal firmado, el diseñador puede aportar pruebas y testigos de los hechos.

 

El acuerdo al que llegaron el pasado 2018 fue que Salinas no le cobraría los vestidos siempre y cuando quedara claro que los diseños eran suyos, y como Ana María no cumplió su parte del trato, Salinas decidió actuar por lo legal.

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies