Los padres que no lleven a sus hijos al colegio serán sancionados: multas e incluso prisión

La «vuelta al cole» es uno de los principales asuntos a resolver por parte del Gobierno de España, que debe garantizar la seguridad de todos los alumnos y más aún tras la nueva oleada de contagios por coronavirus.

El Gobierno junto con las comunidades autónomas han elaborado unas medidas que deberán llevar a cabo todos los centros educativos para poder garantizar esta vuelta al colegio segura, sin embargo estas medidas no son suficientes para la mayoría de padres, que sienten envían a sus hijos a un «matadero».

Muchos padres incluso han advertido que no llevarán a sus hijos al colegio en estas condiciones, algo que les puede salir muy caro, ya que ante esta situación la ministra de Educación, Isabel Celaá ha advertido que si es necesario se pondrán en marcha medidas las sanciones que la ley estipule conveniente.

Los beneficios de atender a la escuela son mucho mayores que los posibles riesgos asociados a la pandemia

Por tanto los padres que se nieguen a llevar a sus hijos podrían enfrentarse a peñas de cárcel de tres a 6 meses, multas y en el peor de los casos, a la pérdida de la patria potestad de sus hijos.

Celiaá ha asegurado que los centros educativos van a ser lugares seguros tanto para los alumnos como para los profesores, por lo que no hay motivas para que los padres impidan a sus hijos ejercer su derecho a la educación. Sobre un posible cierre de los centros educativos en el caso de detectar algún positivo aclaro que solo se contemplará como última opción y cuando exista un contagio descontrolado en el centro.

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies