¡Ojo! La OCU advierte del peligro de las patatas con brotes o zonas verdes

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)  ha advertido de lo peligrosos que son los glicoalcalaidos, unos tóxicos están presentes en las patatas. Todo ello porque la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria ha evaluado el riesgo para el consumidor de esos tóxicos, cuya ingesta puede producir molestias gastrointestinales como náuseas, vómitos o diarrea.

El organismo ha explicado que estos glicoalcaloides en realidad son una familia de compuestos y en la patata los más presentes son la alfa-solanina y alfa-chaconina. Concretamente la solanina se acumula en su mayoría en las zonas verdes de la patata o con brotes.

La nueva forma de cocinar huevos: ¿Huevo frito o huevo a la plancha?

Debido a este nuevo informe, desde la  OCU aconseja comprar solo patatas que se vayan a  utilizar en las siguientes semanas evitando la tentación de  comprar grande malas o sacos que suelen ponerse de oferta en los establecimientos, sobre todo si no se van a consumir en un periodo corto/medio largo antes de que les salgan brotes.

Si en los establecimientos ves las patatas con zonas verdes o algún brote, dejalas allí.

Además recomiendan guardar las patatas en un lugar seco, bien aireado, fresco y sin luz, evitando una mala costumbre que muchos consumidores realizan, como es meterlas en el frigorífico, ya que el frío favorece la aparición de azúcares y se estropean.

Si en casa se tienen patatas con brotes o zonas verdes, la OCU recomienda quitar un centímetro cuadrado de pulpa alrededor a cada brote, aunque lo que más recomienda para evitar riesgos innecesarios es tirar la patata.

 

 

 

Comparte: