Rocío Carrasco pierde una de sus fuentes de ingresos

Sin duda, no es el mejor momento de Rocío Carrasco, envuelta en diversas polémicas por su ex marido Antonio David Flores y la hija de ambos, Rocío Flores.

 

Rocío Carrasco, a principios de año, hacía público un nuevo proyecto que le hacía muchísima ilusión, un musical basado en su madre, Rocío Jurado, “Qué no daría yo por ser Rocío Jurado”.

 

Este sueño se vio truncado, como muchísimos planes y eventos, por la pandemia del coronavirus, por lo que Rociíto tuvo que suspender las funciones hasta que todo se fuese normalizando.

 

Actualmente, han retomado este proyecto y ofrecen las funciones del musical con todas las medidas de seguridad existentes impuestas por el Gobierno.

 

Otro de los proyectos de este año de la hija de Rocío Jurado era la incorporación como colaboradora al programa de TVE “Lazos de Sangre”.

 

Como era de esperar, “Lazos de Sangre” despedía su temporada el pasado miércoles para volver a la pequeña pantalla dentro de unos meses, por lo que Rociíto se ha quedado sin este proyecto, al menos un tiempo.

 

Sus compañeros estaban encantados con ella, en especial su presentador Boris Izaguirre, que le parecía una gran profesional y que había sido un fichaje de lo más acertado.

 

Por otra parte, Rocío Carrasco contó que tras los juicios con su ex marido Antonio David Flores, éste debía pagar una fianza de 80.000 euros bajo embargo de sueldo, y al parecer, Antonio David aún no ha procedido al pago.

Comparte:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies