Rocío Carrasco y Fidel Albiac muestran sus sonrisas en el musical de Rocío Jurado

A raíz del programa de “Hormigas Blancas” que trataba sobre la vida de Rocío Jurado, la polémica ha vuelto al clan Jurado.

 

Rocío Carrasco, además de todos los problemas que lleva acarreando durante años, ahora se le suma la crisis de coronavirus, que la está haciendo perder dinero del musical que ella ha montado “Qué no daría yo por ser Rocío Jurado”, que va sobre su madre.

 

A pesar de todo, Rocío Carrasco y su marido Fidel Albiac afrontan todos los problemas con una sonrisa en la cara.

Según las declaraciones de Lydia Lozano, la pareja estuvo simpática, sociable, se hicieron fotos con la gente, etc. Mostraron ser una pareja encantadora. Además, Fidel estuvo muy pendiente  de su mujer en todo momento.

 

Además del musical, durante la cena siguieron siendo de los más simpáticos con todo el mundo, y luego la pareja se alojó en el Hotel Corregidor, un hotelito con encanto de la ciudad de Segovia.

 

Una actitud bastante ajena a toda la polémica creada a raíz del abandono de Rocío Carrasco de sus hijos, y de las declaraciones a su favor de María Teresa Campos que han enfadado tanto a su ex marido Antonio David Flores como a su hija Rocío Flores.

Comparte: