Díaz Ayuso se opone y el Gobierno actúa: aplicará restricciones en 10 municipios de Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso mostró su negativa a tomar medidas restrictivas en la Comunidad de Madrid, ya que consideraba que se estaba marcando a Madrid y solo aceparía tomar medidas si se aplica el mismo criterio en el resto de comunidades.

Salvador Illa ya avisó que si no revisaban sus decisiones sobre las restricciones de movilidad y tomarán las recomendaciones del Ministerio de Sanidad el Gobierno intervendría.

Finalmente así ha sido y ha impuesto más restricciones de movilidad y de actividades sociales por su situación frente al coronavirus en 10 municipios de Madrid, entre los que se encuentra la capital.

Los municipios de Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Madrid, Móstoles, Parla y Torrejón de Ardoz verá limitadas sus entradas y salidas de cada territorio, reducidos los aforos en bares y otros establecimientos, además de reducir el número de personas en reuniones sociales a 6.

Estas medidas se ponen en marcha tras el Consejo Interterritorial de Salid, en el que se ha aprobado el plan del Gobierno central para los municipios de más de 100.000 habitantes y con índices de afectación por el virus muy altos.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha sido bastante claro al explicar que estas medidas son necesarias y a pesar de la negativa de Madrid, Cataluña, Andalucía, Galicia y Ceuta se ha conseguido por unanimidad la aprobación.

Nadie entiende la marcha atrás de Madrid, ni los madrileños ni los españoles

Los ciudadanos de los territorios afectados verán limitadas las entradas y salidas de los municipios, solo para supuestos de urgencia como cuestiones médicas, laborales, educativas… además de la reducción del aforo en las reuniones a 6 personas.

También se verán reducida la asistencia a velatorios siendo el máximo 15 personas en espacios al aire libre y de 10 en espacios cerrados. La hostelería también sufrirá  limitaciones, imponiendo un aforo máximo del 50% en interiores y eliminando el servicio de barra y del 60% en exteriores.

 

 

Comparte: