El SEPE le reclama a un trabajador 5.000 euros de cobro indebido del ERTE

El colapso sufrido durante el estado de alarma de las oficinas públicas, concretamente de la Seguridad Social y del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) comienza a mostrar las consecuencias.

Durante el estado de alarma la avalancha de solicitudes para la tramitación del ERTE puso en “jaque” al SEPE que se vio totalmente desbordado, eso unido a los errores al cumplimentar los formularios de solicitud colectiva, más otros errores que el propio SEPE identificó, provoco muchos retrasos en los cobros e incluso errores a la hora de calcular la prestación que les correspondía a los trabajadores,  cobrando menos al no reconocerles el complemento por hijos a cargo o incluso cobrando de más, aunque en este último caso el SEPE ya se ha puesto “manos a la obra” y ha comenzado a reclamar el dinero a estos trabajadores que recibieron una prestación superior a la que tenían derecho.

Este es el caso de José Antonio, un empleado de una empresa de curtido de piel de Lorca en Murcia, quién el SEPE le reclama 5.000 euros del ERTE que ha cobrado indebidamente.

Llevo cuatro meses cobrados indebidamente

Jose Antonio reconoce que los ha cobrado indebidamente y que tiene que devolverlos, sin embargo está teniendo problemas para ponerse en contacto con el SEPE para poder devolverlos.

El 11 de mayo me reincorporé a mi puesto de trabajo. Me tendrían que haber abonado solo diez días de prestación, pero cobré el mes entero

Se puso inmediatamente en contando con el delegado sindical de su empresa, pero durante junio y julio siguió cobrando su prestación a pesar de ya haberse incorporado a su puesto de trabajo.

Todos los meses se lo comunicaba a su delegado sindical de Comisiones Obreras y llamaba a la oficina del SEPE, que solo un día le cogieron el teléfono para tenerlo en espera durante 30 minutos antes de que decidiera colgar.

El pasado mes de septiembre le volvieron a ingresar su prestación, por lo que a día de hoy ha cobrado 4.557 euros que no le corresponden, un dinero que no puede tocar, ya que deberá devolverlo.

Según comunico el propio SEPE,  ya está procediendo a comunicar por carta a los trabajadores afectados por cobros indebidos, para que en un plazo de 20 días procedan a devolver el dinero sin ningún tipo de recargo.

 

 

Comparte: