España entre los países de la Unión Europea con más contratos temporales

España está en el segundo puesto entre los países con la tasa de empleo más alta de la Unión Europea desde 2018 y todo apunta que con la crisis económica a consecuencia de la pandemia del coronavirus no mejorará su situación de precariedad laboral.

El mes pasado se firmaron entorno a casi un 1,7 millones de contratos laborales, lo que supuso una bajada del paro en 29.329 personas, aunque el 92,8 % de estos contratos fueron temporales por solo un 7,2% indefinidos.

España con un 24% de tasa de temporalidad solo es superado por Polonia  que registra un 28,3%, unos porcentajes muy superiores a la media del resto de países que conforman la Unión Europea, que se sitúa entorno al 14%.

Los sindicatos achacan esta temporalidad laboral por el escaso empleo fijo en el mercado tras la reforma laboral que aprobó el Gobierno en 2012, lo  que originó que el empleo sea precario y temporal.

El actual Gobierno de coalición formado por PSOE y Unidas Podemos tiene entre sus otros objetivos mejorar la calidad del empleo, si ya  pusieron las bases subiendo el salario mínimo interprofesional hasta los 950 euros, las empresas mostraron su malestar  por este incremento  “de golpe” en lugar de hacerlo de forma escalonada, provoco que  muchas empresas, sobre todo las más pequeñas  finalmente no realizaran contrataciones o reducir la jornada de sus trabajadores y en algunos casos incluso reducir su plantilla.

La pandemia del coronavirus ha golpeado duramente a una económica que parecía que comenzaba a recuperarse y ha trastocado los planes del actual Gobierno que ha visto como el gasto en prestaciones se ha disparado por los Expedientes de Regulación Temporal (ERTE) y las ayudas para los autónomos  para intentar salvar el empleo.

A esta temporalidad laboral hay que añadir otro gran problema, la baja protección que hay para los desempleados, y es que según ha especificado Comisiones  el 55,66%  de los parados cuenta con algún tipo de protección y de estos  la mayor parte percibe una prestación asistencial.

El Gobierno para paliar esta situación de desprotección puso en marcha  el Ingreso Mínimo Vital, aunque no ha terminado de arrancar del todo, puesto acumula un gran retraso en las tramitaciones, al igual que paso con los ERTE.

 

 

 

 

 

 

 

Comparte: