Hacienda prepara una subida del IVA a los refrescos

El Gobierno prepara  su estrategia fiscal para recaudar más de 6.000 millones con medidas que incluye subidas de impuestos y un plan de lucha contra el fraude.

La crisis del coronavirus ha provocado que se eleve el gasto público por lo que es necesario para poder afrontar las cuentas incrementar la recaudación  para poder hacer frente a los pagos que se avecinan, como son los ERTEs.

Entre los impuestos que se aplicará a partir del año  que viene los más sonados son la  “Tasa Google” y el impuesto sobre Transacciones Financieras “Tasa Tobin” que ya fueron aprobados recientemente por el Parlamento.

Además también se incluyen impuestos medioambientales siguiendo la línea de recomendaciones de la Comisión Europea.

Con el objetivo de favorecer hábitos más saludables entre los ciudadanos el Gobierno va  a incrementar el IVA de las bebidas azucaras y edulcoradas del 10% al 21%, por el momento la subida a la comida rápida queda aparcada.

También se creará el impuesto sobre envases de plástico de un solo uso.

Las patronales de alimentación y bebidas  han alertado que la subida del IVA  para los refrescos y zumos recaerá sobre las rentas más bajas, que al fin y al cabo son las que más consumen este tipo de productos debido a su bajo precio.

El borrador que ya ha sido enviado a Bruselas también recoge el Proyecto de Ley de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal, la eterna lucha del Gobierno, ahora impondrá la prohibición de realizar pagos en efectivos superiores a los 1.000 euros entre empresas y que incluye además una subida de los impuestos a la vivienda.

El documento recoge a su vez  otras medidas como el aumento gradual del permiso de paternidad que se eleva de 12 a 16 semanas, lo que permitirá la equiparación con los permisos de maternidad.

 

 

 

 

 

Comparte: