Kiko Rivera ya está cansado de la actitud de Isabel Pantoja y da un golpe sobre la mesa

La relación entre Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera no está pasando por su mejor momento, todo a raíz de la entrevista de Kiko Rivera en “Sábado Deluxe” donde contó los graves problemas que sufría y donde Isabel Pantoja le intentó restar importancia.

 

Ha habido muchas versiones sobre el trasfondo de esta mala relación, donde se ha dejado entrever que no hay demasiada comunicación familiar, e incluso se ha dicho que los problemas que tienen son a causa del dinero.

 

Durante la emisión de “Sálvame”, Kiko ha entrado a plató por vía telefónica para desmentir estos rumores y negar que le haya pedido la herencia de Paquirri a su madre.

 

Ha querido dejar claro que, a lo largo de su vida, su madre le ha echado una mano con temas económicos, pero no ha sido siempre así. Y que tendría derecho a reclamar su parte de la herencia pero tampoco es verdad que lo haya hecho.

 

Kiko se ha quejado de que su madre hable a sus espaldas de él, como unas palabras que dijo Isabel en referencia a un piso de Kiko en Madrid.

 

Kiko tiene ese piso en venta y le ha salido un comprador pero que le paga mucho menos de lo que pide, pero Kiko, por querer venderlo, prefiere quitarse la hipoteca y el problema del piso, a lo que ha contado que Isabel ha querido comprarle el piso pero pagándole la letra como si lo tuviese alquilado. Ahora, Isabel cuenta que le está pagando el piso a su hijo.

 

Además, el DJ ha aprovechado para quejarse sobre su madre, que no lo ha visitado después de confesar que sufría problemas de depresiones. Mientras él siempre ha defendido a su madre en todos los aspectos, Isabel no está haciendo nada por él, ni siquiera visitarlo.

Comparte: