Mila Ximénez se siente arropada por su hija Alba Santana en la lucha contra el cáncer

Mila Ximénez, hace un mes, se reincorporaba a su trabajo como colaboradora de “Sálvame”, a pesar de no haber terminado con el tratamiento de quimioterapia al que  se está sometiendo por el cáncer de pulmón que padece.

 

Poco a poco, Mila va recuperando su rutina, aunque va acudiendo a las sesiones de quimioterapia cuando le toca, siempre en compañía de su hija Alba Santana.

 

Alba se ha convertido en un gran apoyo para su madre en estos duros momentos, que no se separa de ella en ningún instante. La joven actualmente reside junto a su marido y sus dos hijos en Ámsterdam, pero esta pasando esta temporada en Madrid para estar más cerca de su madre.

 

Mila acudió el pasado junio al hospital a realizarse una pruebas por un fuerte dolor de espalda que padecía, a lo que los médicos le detectaron un cáncer de pulmón.

 

Aunque la colaboradora, al principio, estaba muy asustada con el diagnóstico, cogió al toro por los cuernos y se armó de valentía, con ganas de superarlo todo y seguir dando guerra.

 

Aunque el diagnóstico de Mila no es de lo más alentador, ya que le han comunicado que tiene metástasis, ella no se va a dar por vencida y va a seguir luchando como nunca.

 

Además de su hija, todos sus amigos y compañeros han estado apoyándola desde el primer momento, por lo que cariño no le falta en esta lucha.

 

¡Ánimo Mila!

Comparte: