Pablo hace una reflexión tras su paso por “La isla de las tentaciones 2”

Tras su paso con por “La isla de las tentaciones 2”, Pablo Moya se fue con el corazón roto pero con la cabeza alta tras ver a su novia Mayka enamorarse de su tentador Óscar.

 

En la hoguera final, emitida el pasado domingo, Pablo se armó de valor y rompió la relación con su novia, llegando a quemar a Rosito, el osito que Mayka le dio y que simbolizaba su relación.

 

Pablo no se dejó nada en el tintero y le dijo a Mayka todo lo que pensaba, por lo que se sintió liberado tras ver las duras imágenes de su novia siéndole infiel.

 

El próximo miércoles será el programa especial del reencuentro de las parejas tres meses después, y ahora Pablo ha querido hablar sobre esa hoguera final.

 

Pablo reconoce haber salido con la cabeza bien alta del programa, habiendo demostrado sus sentimientos al mundo. Por una parte se siente triste por haber salido con el corazón roto, pero por otro lado contento de haber visto la realidad. Ha aprendido a quererse mucho más y mirar más por él mismo.

Aunque Pablo afirma que no guarda rencor a su ex pareja, ha querido lanzarle una pullita final, contando que de esta experiencia ha podido aprender mucho y que empieza una nueva etapa en su vida.

 

Pablo ha aprovechado su paso por “La isla de las tentaciones” y el tan llamativo Rosito, que ha sacado una colección de camisetas con el osito impreso, que además está siendo éxito en ventas.

Es una manera de sacar algo positivo de la relación después de todo.

Comparte: