Violeta Mangriñán se derrumba al hablar sobre su enfermedad en “Sálvame”

Violeta Mangriñán no está pasando por su mejor momento. Hace unos días, en su canal Mtmad contó a sus seguidores que había recaído en la anorexia.

 

Violeta encontró apoyo en Marta López Álamo, que confesó que había pasado por lo mismo cuando era adolescente y que aún tiene secuelas.

 

Violeta contó que había días que se saltaba la dieta, y que el sentimiento de culpa era tan grande que dejaba de comer durante días, por lo que tomó la determinación de pedir ayuda y, por supuesto, dar visibilidad al tema por si podía ser de ayuda para personas con la misma enfermedad.

 

La joven ha sido duramente criticada por confesar su enfermedad, por lo que tomó la determinación de acudir a “Sálvame” el pasado lunes para poder hablar abiertamente de este tema.

 

Violeta se ha venido completamente abajo al contarle a Carlota Corredera que está obsesionada con su físico, que le aterra coger peso y que si come lo que “no debe” se castiga bastante.

 

Además, ha querido defenderse de las críticas porque ella lo único que ha querido es tratar la enfermedad como un problema e intentar buscar una solución a ello. Ella se siente arropada por sus familiares y amigos, y por su novio Fabio Colloricchio, pero siente que no la entienden.

 

Todo empezó cuando Violeta empezó sus andaduras por los platós, después de dejar las pastillas anticonceptivas, que aumentó su peso en 7 kilos, por lo que a partir de ahí le comenzó a importar más su peso y su imagen.

 

Violeta es una chica sana que se cuida, come sano y hace deporte, pero confiesa que no se ve bien físicamente. En su trabajo como influencer lo pasa realmente mal porque en todas las fotos se ve mal.

 

Además, la ex tronista lleva muy mal las críticas, porque aunque en el mundo de las redes sociales es normal encontrarse “haters”, Violeta no está en su mejor momento y le duelen especialmente estas críticas, sobre todo por ser un tema bastante serio.

Comparte: