Bélgica permite tener un “compañero de mimos” para evitar la soledad durante el confinamiento

La segundo ola del coronavirus ha venido con fuerza y son ya muchos los países que han tomado medidas como el confinamiento de sus ciudadanos, ante esta situación las autoridades belgas han recomendado a sus ciudadanos que se busquen un “knuffelcontac“, es decir un compañero de mimos que ayuda a mantener la salud mental en esos días de confinamiento y soledad.

El primer ministro belga, Alexander de Croo, anuncio esta excepción de la norma tras el inicio del confinamiento y donde se rogaba a los ciudadanos que evitaran cualquier tipo de contacto físico.

Con esta excepción de la norma las autoridades belgas buscan intentar animar a la población tras ya sufrir un confinamiento en la primera ola de la pandemia, este nuevo confinamiento puede ser una pesadilla para muchos.

Por tanto cada persona podrá designar un compañero de mimos con el que podrá quedar en el interior de su domicilio y recibir “abrazos”, eso si, la elección no debe ser tomada a la ligera, pues la persona asignada es la que será durante todo el confinamiento, no podrá ir cambio de compañero.

Las personas solas podrán tener hasta dos compañero.

Los únicos que podrán designar a más de un compañero de mimos, serán las personas que vivan solas, pero solo podrán recibir la visita de forma individual.

No es la primera vez que implanta esta excepción.

Sin ir muy lejos, en mayo los Países Bajos introdujeron algo parecido, aunque ellos no se anduvieron con rodeos y lo llamaron por su nombre “seksbuddy“, es decir amigo para follar.

 

 

 

Comparte: