Condenados a cuatro años de prisión un padre y su hijo por fraude en el cobro de subsidios

Tras descubrirse un entramado societario fraudulento en el que padre e hijo facilitaban el cobro fraudulento de subsidios por desempleo la   Sección Segunda de la Audiencia de Jaén ha condenado por un delito de estafa agravado en concurso medial con otro continuado de falsedad en documento oficial, a cuatro años de prisión y al pago de multas de 1.620 euros a cada uno de los acusados.

Este entramado societario formado en Linares facilito el cobro fraudulento de prestaciones y subsidio a más de 250 personas, por lo que se les condena a indemnizar al Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) con casi 2,2 millones de euros, la cantidad que corresponde a los cobros indebidos que se realizaron a  259 personas causa de la falsificación de documentos.

Los cobros que el SEPE realizo a estas personas iban desde los 80 hasta los 300 euros mensuales a estos supuestos trabajadores que tenían contratos falsos. La mayoría de estos trabajadores eran vendedores en mercadillos locales.

Estas 259 personas implicadas en esta estafa serán juzgadas por lo penal en tandas de diez personas, a los que les reclama dos años de cárcel y la devolución de lo cobrado más los intereses por la demora en la devolución.

Así era el modus operandi

Este entramado societario se hacía valer de los contratos temporales por circunstancias de la producción y a tiempo parcial para dar de alta a estas personas en el Régimen General de la Seguridad Social, en la mayoría de ocasiones lo hacían por el tiempo mínimo para poder acceder a una prestación o subsidio por desempleo, finalizando el contrato y expidiendo a tales efectos los correspondientes certificados de empresas  en las oficinas del SEPE.

La sentencia absuelve a estos dos acusados del delito de constitución/integración en organización criminal objeto de acusación

Comparte: