El ministro Escrivá admite que el Ingreso Mínimo Vital puede estar “mal diseñado”

El ministro Escrivá reconoce que las previsiones que se tenían no se van a cumplir porque la prestación no está bien hecha.

Cuando Pedro Sánchez anunció la llegada del Ingreso Mínimo Vital (IMV)  afirmó que era una de las grandes apuestas de Gobierno para paliar la situación de pobreza que viven muchos españoles y por eso se fijó como objetivo llegar a 850.000 hogares, o lo que es lo mismo cubrir las necesidades básicas de más de 2,5 millones de personas.

Sin embargo tras varios meses desde que se abrió el plazo, lo único que se ha visto ha sido una avalancha de solicitudes, apenas se ha respondido una tercera parte de estas, por lo que el objetivo fijado está muy lejos de poder cumplirse.

Ante esta situación el ministro de Inclusión, Seguridad Social y  Migraciones, José Luis Escrivá  ha admitido cuál puede ser la causa o más bien las causas que ha provocado que esta Ayuda Vital no esté siendo todo lo efectiva que debía ser.

Según el ministro desde el Gobierno se sabe desde el principio que 850.000 es una meta que por la naturaleza de esta prestación siempre habrá un porcentaje de hogares que no tienen proclividad de acercarse a este tipo de prestaciones incluso necesitándolas o bien la prestación está mal diseñada y no podemos llegar a ellos.

Debemos analizar la situación y ver cuáles son las razones por las que no llegamos a todas las personas que la necesitan y ponerle remedio

El Secretario de Estado Seguridad Social y Pensiones, Israel Arroyo, segura que esta prestación no llega al núcleo de familias al que va dirigido porque estos no la solicitan al no estar bien informados, porque en muchas ocasiones no hablan el idioma o no tienen acceso a medios telemáticos.

Son personas que tienen derecho, pero no la solicitan por falta de medios.

La prestación no está bien diseñada, se han dado casos de personas que se les ha tramitado de oficio cuando no cumplían los requisitos para ser beneficiarios, personas que en el momento de concedérselas ya  habían mejorado su situación con respecto a la que la Seguridad Social tomó como referencia para tramitarla de oficio.

 

 

Comparte: