Enrique Ponce evoluciona favorablemente de su operación

El pasado viernes 30 de octubre, Enrique Ponce tuvo que ser intervenido de urgencia por unos espasmos abdominales producidos por una hernia estomacal.

 

Tras la intervención, el torero evoluciona favorablemente, recuperándose en su domicilio ya que le dieron el alta el mismo día de la intervención.

 

Aunque todo marcha sobre ruedas, este tipo de operaciones tiene una recuperación lenta, por lo que el doctor que lo intervino, el doctor Rafael Fuentes Martos, ha dicho que podrá retomar su vida normal en el plazo de unos 35 o 40 días.

 

Al parecer, Enrique Ponce llevaba tiempo aquejado del dolor abdominal y que ya sabía que padecía una hernia, por lo que tenía previsto operarse durante el confinamiento, pero por la temporada taurina decidió posponer la operación.

 

La hernia se ha ido agravando por su trabajo, ya que con el ejercicio físico que realiza Enrique al torear, se le ha ido complicando la dolencia.

 

Ana Soria es el gran apoyo de Enrique Ponce en estos momentos, que se recupera a su lado. La joven almeriense no lo ha dejado solo en ningún instante, incluso acompañándolo al hospital y esperándolo durante la intervención.

 

Ambos siguen la evolución del torero desde su recién estrenado pisito al que acaban de mudarse.

Comparte: