Illa confía que 10 millones de españoles estén vacunados en mayo de 2021

El ministro de Sanidad, Salvador Illa  se ha mostrado muy optimista a raíz de los avances que se están haciendo para conseguir una vacuna para la COVID-19, sobre todo tras la noticia de la eficacia de la vacuna patentada por Pfizer, que todo hace presagiar que a finales de año o principios de 2021 España ya cuenta en su poder con dosis para empezar la vacunación.

Según el ministro están en negociaciones para firmar algunos contratos más con nuevas compañías farmacéuticas para adquirir una futura vacuna para controlar la pandemia del coronavirus, entre ellas se encuentran las compañías Pfizer y Biontech (Según varias fuentes todo indica que ya se ha firmado un contrato para adquirir su vacuna).

Salvador Illa ha comentado que el anuncio de Pfizer sobre que su vacuna tiene un 90% de efectividad ha dado lugar a optimismo a pesar de que sus características de conservación son singular, debiéndose mantener por debajo de los 70 grados,  la farmaceuta cuenta con la logística necesaria para garantizar una distribución segura sin que las dosis puedan sufrir daños si es que al final sigue adelante.

El Ministerio de Sanidad calcula que a España llegarán unos 20 millones de dosis de Pzifer, que inmunizarán a 10 millones de personas (hay que mencionar que la vacuna se suministra en dos dosis para que sea efectiva).

Las previsiones son que España adquiera a principios de año esta vacuna para empezar la vacunación y ya por mayo, antes de que comience la temporada estival un alto porcentaje de españoles ya estén inmunizados. Los primeros grupos que recibirían las dosis serían los considerados vulnerables y después los que estén en contacto con estos.

Ante la duda que ha surgido sobre el precio, Illa ha manifestado que la vacuna será gratuita y distribuida por el Sistema Nacional de Salud.

Por el momento se descarta que la vacunación sea obligatoria por lo que todo aquel que vaya a vacunarse tiene que hacerlo de forma voluntaria, aunque todo dependerá de la evolución de la pandemia, por lo que no se descarta que pase a ser obligatoria.

 

 

 

 

 

Comparte: