La polémica de los bienes de Paquirri toma un giro inesperado según el abogado Joaquin Moeckel

La polémica está servida a raíz de la herencia de Paquirri, ya que nunca se cumplieron sus últimas voluntades al quedarse Isabel Pantoja con una parte de Cantora que pertenecería a sus hijos.

 

Toda esta guerra comenzó cuando, el pasado 2 de agosto durante el cumpleaños de la tonadillera en Cantora, Kiko Rivera descubrió una habitación con todas las pertenencias de Paquirri que, supuestamente, habían sido robadas hacía muchos años.

 

Estos objetos personales del diestro son los mismos que tanto Carmina Ordóñez como Fran y Cayetano Rivera han reclamado muchísimas veces, pero sin conseguir recuperarlos.

 

A raíz del descubrimiento, los hermanos Rivera actuaron por lo civil a través de un requerimiento notarial para poder recuperar los objetos, pero Isabel Pantoja no los ha dejado entrar en Cantora.

 

Ahora, en «Viva la vida», Joaquin Moeckel ha aclarado que Isabel Pantoja no está obligada a entregar los objetos a los Rivera, una aclaración que ha dejado a todo el plató con la boca abierta, ya que se pensaba que sí. Sólo los podrían recuperar si ella quiere dárselos.

 

Al parecer, el abogado ha afirmado que, como la demanda la puso Carmina Ordóñez en 1990, en el testamento se cita que la madre de Fran y Cayetano no podía administras los bienes de los niños, por lo que tampoco podía pedir ninguno de los bienes de sus hijos.

 

Un giro inesperado en la sentencia y la polémica por las pertenencias de Paquirri, que al parecer, va para largo.

Comparte: