Los viajeros procedentes de países de riesgo deberán presentar una PCR negativa para entrar en el país

El Gobierno ha tomado nuevas medidas y así lo ha comunicado el ministro de  Sanidad, Salvador Illa a las comunidades autónomas en el Consejo interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

A partir de ahora España exigirá una PCR negativa a los viajeros procedentes de países de riesgos, una medida que comunidades como Madrid exigian al gobierno, visto el libre albedrío que hay en los aeropuertos donde a pesar de las restricciones perimetrales, pueden venir de otros países viajeros que pueden estar contagiados.

Esta medida entrará en vigor el próximo 23 de noviembre y exigirá a los viajeros que procedan de países de riesgos presentar una prueba realizada en las 72 horas previas a la llegada a España para demostrar que no están contagiados por COVID-19.

Por tanto a partir de ahora el Formulario de Control Sanitario que todo viajero procedente de estos países de riesgo debe cumplimentar antes de su entrada en el país debe recoger si dispone de esta prueba que deberá ser presentada con el documento original ya sea en papel o en formato electrónico y redactado en español o inglés.

Con esta nueva medida se reforzará las que ya se toman como el control de la temperatura y el visual, aunque por el momento estas medidas sin una PCR no han sido todo lo efectiva que se esperaba por parte del Gobierno.

Los criterios para establecer que países se consideran de riegos serán los que dicte el mapa que elabora el Centro Europeo para el Control de Enfermedades (ECDC) en el caso de los países europeos y de la zona Schengen.

Comparte: