María Patiño afirma que el asunto de la ocultación de las pertenencias de Paquirri podría ser más grave de lo que parece

La herencia de Paquirri y la aparición de los supuestos elementos robados de Cantora es un tema que está trayendo cola.

 

Cada día que pasa salen a la luz nuevos datos que complica aún más las cosas, entre ellas, la relación entre Isabel Pantoja y su hijo Kiko Rivera, que actualmente está rota y sin posibilidad de reconciliación.

 

Ahora, según ha revelado María Patiño en “Sálvame”, lo que Kiko descubrió el pasado 2 de agosto en Cantora es mucho más fuerte de lo que se ha contado al principio, pero que él aún no ha querido revelar.

 

El pasado 2 de agosto, durante la celebración del cumpleaños de Isabel Pantoja en Cantora, Kiko Rivera entró en una habitación que Isabel tenía prohibida, y allí descubrió todas las pertenencias de su padre Paquirri, pertenencias que según la tonadillera, habían sido sustraídas de Cantora hace más de 20 años.

 

Según la Patiño, al parecer, Kiko no encontró esas pertenencias en esa habitación, sino que en esa habitación estaba la ropa normal y objetos sin valor de Paquirri, que de vez en cuando se sacaban de los armarios para limpiarlas y ventilarlas.

 

Kiko encontró una habitación secreta tras el vestidor de su madre, que albergaba diversos vestidos de gala de la tonadillera, y entre ellas, las pertenecías valiosas de Paquirri, por lo que de ser así, el tema es más grave de lo que parece.

 

Quedan pocas horas para que Teresa Rivera se siente en el plató de “Cantora: La herencia envenenada 2”, por lo que los datos que confiese podrían complicar las cosas aún más para Isabel Pantoja, que se encuentra recluida en Cantora y, al parecer, bastante destrozada.

Comparte: