Teresa Rivera confirma la mala relación de Isabel Pantoja con ella y con Fran y Cayetano Rivera en ”Cantora: La herencia envenenada 2”

Anoche se emitía en Telecinco la segunda parte del especial “Cantora: La herencia envenenada”, que contaba esta vez con la visita de Teresa Rivera, hermana de Paquirri, donde arrojaría luz a nuevos datos sobre la relación entre su hermano e Isabel Pantoja.

 

Teresa Rivera no tenía buena relación con la tonadillera, pero sí es cierto que, al comienzo de la relación de ambos, las cuñadas sí que se llevaban bien.

 

La hermana del torero consideraba que su hermano y la cantante no estaban hechos el uno para el otro, ya que sus estilos de vida poco tenían que ver.

 

Poco a poco, ese buen rollo entre las cuñadas fue desapareciendo, hasta que Paquirri le llegó a confesar a su hermana sus deseos de divorcio, por lo que Teresa no iba mal desencaminada con respecto a Isabel.

 

La mala relación entre ellas comenzó cuando, tras la vuelta de la luna de miel de Paquirri e Isabel a Cantora, Paquirri quiso saber si Teresa se había comprado un traje de gitana, porque, al parecer, Isabel le había dicho que Teresa le había pasado la factura a Isabel de dicho traje, cosa que comenzó la enemistad que les duraría para siempre.

 

Dos o tres meses antes de su fallecimiento, Paquirri le confesó a su hermana que estaba harto de Isabel, cosa que también hizo con un amigo suyo, por lo que esto demuestra que la cosa iba en serio, mostrando a un Paquirri hasta las narices de su matrimonio.

 

Teresa no sabe qué fue lo que llevó a Paquirri a tomar tal determinación, pero sí que sabe que su hermano era una persona de pensarse las cosas y no tomar decisiones a la ligera, por lo que tuvo que ocurrir algo para que el diestro llegara a tomar esta decisión.

 

Por otro lado, Teresa también contó que Isabel Pantoja no se llevaba nada bien con los hijos que Paquirri había tenido con Carmina Ordóñez, Fran y Cayetano Rivera, llegando incluso a no querer que los niños visitaran a su padre en Cantora.

 

Isabel decía que los pequeños eran maleducados y estaban malcriados, por lo que los pequeños no querían ir tampoco a Cantora, pasándolo realmente mal cuando tenían que ir a ver a su padre.

 

Carmina, cuando tocaba que Fran y Cayetano fueran a Cantora, llamaba a Teresa para ver si ella también podía ir, porque así sí que irían los niños, de otra forma no.

 

Al fallecer Paquirri, Carmina Ordóñez decide que sus hijos pasen algo más de tiempo con su hermano Kiko, por lo que los manda a Cantora, y para sorpresa de todos, Isabel se había ido a Madrid y no había avisado a nadie, por lo que a Teresa le pareció un feo gesto por su parte.

Comparte: