Isabel Pantoja y Kiko Rivera podrían verse cara a cara con un mediador

La guerra entre Kiko Rivera y su madre Isabel Pantoja no ha hecho más que empezar.

 

Kiko Rivera tras todos los descubrimientos que ha hecho en Cantora sobre la herencia de Paquirri, ha ido indagando en el tema y ha descubierto mucho más de lo que podía imaginar, tanto que cree que su madre lo ha estado hipotecando desde que él era un niño pequeño.

 

Tras toda esta polémica, Paquirrín esperaba que su madre lo llamase por teléfono y le explicase todo lo que ha pasado durante tantos años y cuál es la situación económica actual de Cantora, pero esta llamada nunca se ha producido.

 

Ahora, en el ambiente se mueve la idea de que madre e hijo se sienten junto con un mediador para aclarar las cosas, pero aún no se ha decidido nada.

 

María Patiño, en «Socialité», contó que Kiko sí que está de acuerdo con la idea de sentarse con Isabel Pantoja y un mediador, pero el mediador aún no ha conseguido ponerse en contacto con la tonadillera. Según el mediador, siempre le dicen que está durmiendo o en el campo, en definitiva, dándole excusas.

 

La presentadora ha adelantado que si Isabel Pantoja no contesta a las llamadas, el mediador se presentará en Cantora en un par de días para intentar hablar con Isabel personalmente, y, aunque lo más seguro es que no lo dejen entrar, si el mediador fuese junto a Kiko Rivera, la cosa podría cambiar.

 

De momento, Isabel Pantoja y Kiko Rivera siguen sin hablarse y con pensamientos muy distintos, tanto que la situación no parece que vaya a cambiar. Todo está en manos de lo que ocurra con el mediador esta próxima semana.

Comparte: