Una madre con 3 hijos recibe 18 euros del IMV que le impiden cobrar otra ayuda de 430 euros

El Ingreso Mínimo Vital es la medida estrella del Gobierno para acabar con la pobreza severa en España, aunque está trayendo muchos dolores de cabeza.

La crisis económica que ha desencadenado la pandemia del coronavirus en España ha provocado que muchas familias hayan bajado su calidad de vida, por lo que el Gobierno se vio obligado a tomar nuevas medidas para proteger a los más vulnerables entre estas medidas se encuentra el IMV:

Con esta prestación el Gobierno pretendía asegurar unos ingresos mínimos para asegurar el alimento y una vivienda digna, sin embargo esta ayuda no está llegando a todos los necesitas e incluso como en este caso le ha llegado, pero en vez de ayudarla le ha perjudicado.

Sonia, una mujer divorciada que está desempleada con un 50% de discapacidad y por la que no recibe ningún tipo de retribución, esta a cargo de sus tres hijos, de 18. 14 y 14 años de edad. Su exmarido le pasa 180 por cada niño, es decir cuenta con 540 euros para poder dar un techo y comida a sus hijos.

Esta mujer solicitó el Ingreso Mínimo Vital  para poder hacer frente a sus gastos mensuales que leyendo las bases publicadas, su prestación podría rondar los 1.000 euros mensuales, sin embargo tras comprobar que su solicitud fue aprobada la cuantía que le correspondía no era la esperada, unos 18,09 euros al mes.

Una cantidad que la afectada define como vergonzosa y que más que ayudar la ha perjudicado, pues como ella misma ha relatado, si no hubiera solicitado esta prestación ahora mismo podría estar cobrando un subsidio de 430 euros.

Hay que recordar que el Ingreso Mínimo Vital es incompatible con ciertas prestaciones

 

 

Comparte: